the-verve.info

Uncategorized

5 frases que debe evitar al pedir un aumento y qué decir en su lugar: experto en negociaciones salariales

Iniciar una conversación sobre su salario suele ser un proceso incómodo de navegar. El miedo al rechazo y la decepción puede hacer que sea más fácil quedarse sin palabras y usar un lenguaje que podría perjudicar sus posibilidades de obtener lo que desea.

Todas las negociaciones exitosas comienzan con ser consciente de las palabras que usa. Pasé más de una década entrenando a ejecutivos de Fortune 500 y sus equipos sobre cómo lograr sus objetivos a través de una comunicación efectiva.

Cuando se trata de negociaciones de compensación, estas son las cinco frases que más hacen retroceder a las personas:

1. ‘Más dinero’

Qué decir en su lugar: Un rango de salario exacto.

Con demasiada frecuencia, los negociadores se congelan al nombrar su solicitud. Evitan los detalles y hacen declaraciones abiertas como «Quiero más dinero».

Pero la mejor manera de conseguir lo que quieres es decir lo que quieres. He visto a personas vacilar porque les preocupa apuntar demasiado alto o venderse menos de lo debido al apuntar demasiado bajo.

Ningún gran negociador entra sin preparación. Indague un poco en su equipo y en su mercado para averiguar qué ganan las personas de su calibre. Use esos datos para determinar la cantidad más baja que aceptará e indíquelo claramente en su rango.

2. ‘Creo que me merezco esto porque…’

Qué decir en su lugar: «Me merezco esto porque…»

Los grandes negociadores no piensan, ellos saber. Confían en cuánto valor aportan a la organización y no tienen miedo de articularlo.

Si recibió elogios de compañeros de trabajo, gerentes u otros supervisores, lleve esos correos electrónicos o notas de revisión de desempeño a la conversación de negociación. Agregar opiniones externas y objetivas hará que su caso sea aún más convincente.

Y siempre que sea posible, cuantifique. Hable sobre sus contribuciones en términos específicos, como aumentos de ingresos o proyectos exitosos en los que trabajó.

3. ‘Estaba esperando…’

Qué decir en su lugar: «Según cómo se valora mi experiencia en el mercado y en esta organización, esperaría…»

El uso de palabras aspiracionales como «esperanza» hace que parezca que nunca esperó recibir el aumento de salario que está pidiendo. Si se ha preparado adecuadamente, sabe que su número es razonable, así que actúe como tal.

Utilice la investigación que ha realizado y el valor que ha demostrado para enmarcar su pregunta. Cuando enmarque su expectativa como un hecho objetivo, parecerá más racional y más difícil de rechazar.

4. ‘Voy a tener que ir a la competencia…’

Qué decir en su lugar: «He recibido otras ofertas, pero estoy más interesado en hacer que esta posición sea sostenible».

Amenazar con renunciar es un juego peligroso. Su jefe puede pedirle que empaque sus cosas y se vaya.

Las ofertas de trabajo externas pueden utilizarse como palanca, pero deben administrarse con cuidado. En su lugar, mencione que ha estado recibiendo llamadas de la competencia, pero que está más interesado en hacer que su posición actual funcione.

Esta es una forma más efectiva y colaborativa de usar su apalancamiento; mantiene la situación positiva al mismo tiempo que agrega un subtexto de que tendrán que ser competitivos para retenerlo.

5. ‘Gracias, de todos modos…’

Qué decir en su lugar: «¿Cuándo podemos retomar esta conversación de nuevo?»

No todas las negociaciones se resolverán rápidamente. De vez en cuando, obtendrá un no. Pero ese no es el final de la negociación, es solo el comienzo.

Si está interesado en permanecer en la empresa, es posible que tarde un poco más en obtener lo que desea. La clave es hacer preguntas: si dicen «ahora no», pregunta «¿cuándo?» Si te dicen «Necesitas más experiencia», pregunta «¿Qué te parece esa experiencia?».

Acuerde hitos específicos para que no esté adivinando cuándo volverá a retomar la conversación. Si su jefe evita las respuestas, es posible que desee considerar buscar un nuevo trabajo en el que sea valorado.

Sobre todo, recuerde que está teniendo esta conversación porque su organización lo necesita. Armarse con esa confianza puede marcar la diferencia.

Fotini Iconomópoulos asesora a ejecutivos de todo el mundo para obtener mejores tratos y capacita a sus equipos para negociar de manera más efectiva. También es autora de «Di menos, obtén más: técnicas de negociación no convencionales para obtener lo que quieres» e instructor de MBA en la Escuela de Negocios Schulich de la Universidad de York.

No te pierdas:

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *