the-verve.info

Uncategorized

6 Características de un Liderazgo Efectivo

Todos conocemos a una persona con habilidades de liderazgo efectivas cuando la vemos. Parecen irradiar un cierto magnetismo que llama la atención cuando hablan. Saben llamar la atención no solo con sus palabras, sino también con la cadencia de su voz e incluso con su lenguaje corporal. Desde celebridades hasta líderes industriales y mundiales, las personas carismáticas pueden atraer a cualquiera.

Durante mucho tiempo, la sabiduría convencional se aferró a la creencia de que nacías con carisma o no. Los psicólogos creen que el carisma es una mezcla de naturaleza y crianza. Sí, algunas personas simplemente están programadas con una personalidad más carismática que otras. Sin embargo, la buena noticia es que puedes aprender a ser más carismático y desarrollar esas cualidades si quieres convertirte en un líder.

Antes de saltar a esas cualidades, probablemente sería útil definir qué es exactamente el carisma.

¿Qué es carisma?

La palabra significa «don divino» en griego. El carisma está impregnado de una cierta cantidad de misterio, pero para resumir realmente, el diccionario Merriam-Webster lo define como «una magia personal de liderazgo que despierta una lealtad o entusiasmo popular especial por una figura pública». (Es cierto que eso no suena como algo que se pueda aprender, pero mantengamos la esperanza).

Es fácil ver cómo “una magia personal de liderazgo” podría ser tan atractiva para un líder y darle una ventaja sobre la competencia. Tener ese cierto factor de «eso» puede ser más innato para algunos que para otros, pero todas las personas con habilidades de liderazgo efectivas tienen al menos algo de eso, incluso si lo aprendieron en el camino.

Estas son las cualidades de un líder carismático y por qué son tan beneficiosas.

1. Adaptable

Un profesor de psicología de la Universidad de Queensland en Australia, William von Hippel, cree que la adaptabilidad es el rasgo número uno que poseen todos los líderes efectivos. “Claramente, hay muchas cualidades que permiten a las personas tener éxito social, pero el hecho de que lo que funciona en una situación a menudo no funciona en otra sugiere que la flexibilidad del comportamiento puede ser el atributo más importante para el funcionamiento social”, dijo von Hippel.

No hay nada carismático en enfurruñarse cuando los planes no funcionan exactamente como se esperaba. En cambio, los líderes carismáticos encuentran la manera de hacer limonada con los limones que les han dado. Esta adaptabilidad fue dividida aún más por von Hippel en varias ramificaciones:

  • ser ingenioso
  • Saber manejar cambios sutiles
  • Mantenerse fresco en medio de la distracción

Según von Hippel, es posible que las personas carismáticas no siempre sepan la respuesta correcta a una pregunta difícil, pero tienen la capacidad de encontrar respuestas alternativas y elegir la que mejor se adapte a la situación. También están en sintonía con lo que sucede a su alrededor y pueden modificar rápidamente su comportamiento para manejar cualquier conflicto. Entre todo esto, los líderes carismáticos son geniales como pepinos, o al menos proyectan esa confianza, independientemente de las distracciones que pueda haber.

Ser adaptables les permite cerrar tratos comerciales y seguir adelante, incluso cuando las cosas no salen según lo planeado.

2. Confiado

La confianza es una de las cosas más importantes que los líderes deben establecer con sus equipos. Cuando un líder tiene confianza y no tiene miedo de adoptar una postura audaz, permite que otros se relajen un poco y apoyen a ese líder porque confían en ellos. Los líderes carismáticos exudan confianza casi sin vacilar.

Cuando se trata de una celebridad como Bono o Lady Gaga, llaman a esto arrogancia de confianza, ya que les permite pavonearse por el escenario como si no tuvieran una pizca de duda en ellos mismos. Su confianza se puede sentir en toda una arena. Mostrar confianza no siempre es fácil, pero sin duda se puede aprender y es fundamental para el éxito. Los líderes confiados siempre serán los que ven el vaso medio lleno, y este tipo de optimismo puede ser una poderosa herramienta de motivación para aquellos a quienes lideran.

3. Visionario

Los líderes carismáticos pueden respetar el pasado, pero no se quedarán atrapados en él. Tienen una mentalidad para la innovación y casi siempre están buscando formas de mejorar las cosas. Es este tipo de visión de futuro lo que convirtió a alguien como Martin Luther King Jr. en un líder tan carismático. Tenía una visión clara que le apasionaba y sabía cómo comunicarla (más sobre eso en un segundo).

Los líderes carismáticos tienen objetivos claramente definidos que quieren alcanzar. Combinado con confianza, eso puede ser increíblemente intoxicante para otras personas. Después de la adaptabilidad, esta puede ser la segunda cualidad más importante de un líder carismático, y la forma en que comparten su visión a menudo resulta en una fuerte respuesta emocional de los oyentes.

4. Determinado

Si la visión es la cumbre lejana en el horizonte, la determinación es el impulso que mantiene a los líderes carismáticos avanzando. Si alguna vez se va a lograr esa visión, entonces se tendrán que lograr hitos a lo largo del camino. Tome la visión de Amazon de tener una huella de carbono cero para 2040, por ejemplo. Para que eso suceda, Jeff Bezos y su equipo necesitan una determinación inquebrantable y alcanzar ciertos objetivos en ciertos puntos de esta línea de tiempo.

Los líderes decididos no se dan por vencidos cuando se encuentran con obstáculos. En cambio, bajan la cabeza, se adaptan y avanzan. Este impulso para seguir adelante puede filtrarse y motivar a sus subordinados a trabajar más duro para lograr cualquier objetivo colectivo.

Consulte este artículo sobre cómo desarrollar habilidades de pensamiento sólidas: Cómo desarrollar habilidades de pensamiento estratégico para un liderazgo eficaz.

5. Gran comunicador

Hay una razón por la cual las multitudes se presentarán en masa para escuchar hablar a un político: los políticos más cautivadores saben cómo comunicar su visión de manera efectiva y clara. Aquellos con una personalidad especialmente carismática a menudo tienen fuertes creencias y pueden ser increíblemente persuasivos tanto con sus palabras como con su lenguaje corporal. En pocas palabras, son buenos narradores.

Los líderes carismáticos atraen a los oyentes con una buena postura, contacto visual y gestos con las manos para ayudar a conectar sus palabras con la audiencia. Articulan sus palabras para ayudar a transmitir su visión y entregar su mensaje con confianza, ya sea que se dirijan a un individuo oa una audiencia de 10,000 personas.

La comunicación clara es clave para la formulación de nuevos objetivos y para ganarse la confianza de las personas que los rodean.

6. Creativo

La economía está cambiando más rápido que nunca, y no es necesario mirar muy lejos para darse cuenta de cómo la creatividad y la adaptabilidad impulsarán los éxitos del mañana. Entonces, ¿qué tiene que ver con el carisma?

Bueno, las personas carismáticas tienden a pensar fuera de la caja y buscan nuevas formas de hacer las cosas. Esto, por supuesto, se relaciona con tener una pasión y una visión. Los pensadores carismáticos no solo tienden a ser personas creativas, sino que también desafían el status quo y asumen riesgos para convertir esas visiones en realidad. Además de pensar fuera de la caja, los mejores gerentes con habilidades de liderazgo efectivas alientan a otros a aprovechar su propia creatividad y mejorar la forma en que abordan una situación.

Un líder carismático se levanta para enfrentar los desafíos que enfrenta y ve los problemas como oportunidades para la innovación. Para poner en perspectiva cuán importante es esto, una encuesta global de más de 1500 directores ejecutivos de 60 países encontró que la creatividad era el atributo más buscado en un líder. Cuando los líderes muestran su espíritu creativo, se muestran increíblemente carismáticos e inspiran a otros a seguir ese liderazgo creativo también.

Pensamientos finales

Los líderes más carismáticos no solo tienen una visión y saben cómo comunicarla de manera efectiva, sino que también saben cómo adaptarse a los cambios repentinos que se les presenten y seguir siendo persuasivos y motivadores. La verdad es que algunas personas pueden nacer con un poco más de carisma natural que otras. Sin embargo, no se equivoque al respecto, los rasgos de un líder carismático se pueden aprender y desarrollar.

Más sobre convertirse en un líder efectivo

Crédito de la foto destacada: Austin Distel a través de unsplash.com

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *