the-verve.info

Uncategorized

Cómo administrar un equipo de manera efectiva como nuevo gerente

Ya sea que sea nuevo como gerente o ingrese a un nuevo rol y herede un equipo, desea diseñar una estrategia para su plan para el éxito. Aprender a administrar un equipo de manera efectiva como nuevo gerente no se trata de saltar y esperar tener la misma suerte que antes. Este es un nuevo grupo de personas con nuevas expectativas y estilos de trabajo. Por lo tanto, deberá adaptarse para prosperar como nuevo gerente. Esto no es difícil si está dispuesto a hacer un poco de planificación previa antes de su primer día.

Si bien se requiere una gran cantidad de conocimientos, habilidades y expectativas para todos los gerentes exitosos, no se sienta abrumado ni permita que su crítico interno se interponga en su camino. Recuerda, fuiste seleccionado para este papel porque otros tienen fe en ti. Ahora, debe mostrar cómo puede administrar un equipo de manera efectiva como un nuevo líder. Tome una respiración profunda y comience con lo básico y luego construya desde allí. Con el tiempo, su experiencia y logros crecerán exponencialmente.

Para ayudarlo a comenzar, aquí hay algunos consejos sobre cómo puede administrar un equipo de manera efectiva como nuevo gerente.

1. Conoce las Distinciones

La gestión y el liderazgo son dos roles diferentes. En pocas palabras, un gerente supervisa operaciones, proyectos y personas, mientras que un líder impulsa una visión. Muchas veces, las personas en capacidad de supervisión confunden los términos y se enfocan en las áreas en las que se sienten más cómodos. Desafortunadamente, esto puede conducir a la desconexión y la frustración dentro de su equipo.

Tener un gerente muy orientado a las tareas es ideal para impulsar a los equipos hacia las metas y hacer que los procesos y proyectos avancen. Pero el liderazgo implica un elemento profundamente humano, comprender cómo trabajan mejor los miembros de su equipo y crear una cultura y un entorno que los invite a lograr grandes resultados.

Entonces, ¿debería centrarse en la gestión o el liderazgo? Honestamente, debe esforzarse por tener éxito en ambos, y puede hacerlo. Aprender a administrar un equipo de manera efectiva como nuevo gerente requiere que los prepare para el éxito y los inspire a seguir su ejemplo.

2. Prepárese para el éxito

Antes de adoptar un nuevo equipo, desea prepararse para el éxito. Cree un plan para compartir y demostrar su estilo de liderazgo, expectativas de equipo y enfoque de trabajo. Si bien su estilo de liderazgo debe adaptarse a las circunstancias y las interacciones del equipo, querrá ser coherente con su estilo natural para que los miembros del equipo puedan adaptarse en consecuencia.

Además, querrá dejar en claro desde el principio sus expectativas y estilo de trabajo. ¿Con qué frecuencia realizará reuniones? ¿Tiene una política de puertas abiertas, frecuencia y canales de comunicación preferidos, la cadencia de los informes y uno a uno? Estos elementos importantes de expectativas y estilos de trabajo deben establecerse desde el principio.

Organizarse y compartir cómo todos pueden trabajar mejor juntos no solo lo prepara para el éxito, sino que también crea transparencia, lo cual es necesario para que los miembros del equipo se sientan cómodos con usted como su gerente. Y diseñar su plan de éxito, con la expectativa compartida de que es posible que deba cambiar, aumenta la confianza y la productividad.

3. Proporcione a su equipo una visión

Si no sabes a dónde te diriges, es difícil subir a bordo de ese tren. Tener una visión es la clave para la productividad y el consenso. Necesitará una estrella polar para dirigir cómo los esfuerzos de su equipo contribuyen al objetivo general de la organización y tienen un impacto positivo en el resultado final. Mientras gobierna su visión, un equipo que ha contribuido a diseñar una estrella polar colectiva tiene más piel en el juego.

Comience con el pie derecho organizando una sesión colaborativa de lluvia de ideas para cristalizar su visión. Es una manera maravillosa de involucrar a todos desde el principio y darle la oportunidad de ver sus personalidades y preferencias en acción. Una vez que se haya realizado una visión, acuerde que se usará para alinear la dirección y medir la productividad y el desempeño.

Cuando los miembros del equipo tienen algo que decir sobre la visión y cómo se debe realizar, es más probable que acepten la responsabilidad y reciban comentarios constructivos. Recuerde, ellos ahora están comprometidos tanto con su éxito como con el de ellos. Entonces, al estar involucrados en el diseño de la visión, también han delineado los estándares contra los cuales se medirán. Esto facilita mucho las cosas para la toma de decisiones, la elaboración de presupuestos y las evaluaciones.

4. No tengas miedo de tomar decisiones difíciles

Es posible que el equipo que herede no esté funcionando o no se ajuste bien a su estilo de gestión. Esto puede requerir que tomes decisiones difíciles, como descensos, transferencias o despidos de miembros del equipo. Pero antes de hacerlo, dedique tiempo a conocerlos, comprender sus fortalezas y revisar su desempeño hasta la fecha. Es justo que les des la oportunidad de adaptarse a ti como su gerente y demostrar su capacidad para dar un paso al frente y contribuir. Si no pueden, es posible que deba ponerlos en un PIP (plan de mejora del desempeño) o dejarlos ir.

Una cosa que nunca debes hacer es evitar tener conversaciones difíciles. Si sabe que alguien no va a encajar bien o que su desempeño o estilo de comportamiento está interrumpiendo la productividad, hágaselo saber. Tomar una decisión difícil desde el principio no solo reforzará su intención de priorizar la productividad, sino que también mejorará el bienestar y la productividad de su equipo.

5. Aprovecha las fortalezas de todos

Una vez que conozca a su equipo o haya creado uno a su satisfacción, aproveche sus fortalezas al máximo. Saber cómo administrar un equipo de manera efectiva como nuevo gerente requiere que se comprometan y se entusiasmen con su trabajo. Y cuando pueden contribuir y usar sus fortalezas diariamente, está preparando a todos para el éxito.

Por el contrario, obligar a las personas a convertir las debilidades en fortalezas es un gran error y una pérdida de tiempo. En última instancia, conducirá a la frustración, la desconexión y, muy probablemente, al desgaste. Pero cuando aprovechas sus habilidades innatas, los verás brillar. Su talento empleado se traducirá en resultados sorprendentes para todos los involucrados.

Si bien no puedes darte el lujo de hacer todo lo que amas durante todo el día, deberías pasar la mayor parte del día aprovechando tus fortalezas. Lo mismo debería ser cierto para su equipo.

6. Esté disponible para escuchar

Una vez trabajé para un gerente que siempre estaba disponible para pasar tiempo conmigo cuando se lo pedía. El problema era que ella nunca escuchaba. Entonces, incluso el tiempo que pasamos juntos, que esperaba que fuera increíblemente valioso, fue una pérdida de tiempo. Tenía una agenda, y siempre me di cuenta de que estaba consumida pensando en sus planes versus mis palabras.

Recuerde, no siempre es fácil acudir al supervisor con un problema y pedirle consejo. Para muchos, esto es un signo de debilidad. Pero la verdad es que es un signo de fortaleza. Entonces, aplaude su valentía y mantente realmente presente para escuchar sus opiniones, ideas e inquietudes.

Si el miembro de su equipo acude a usted con un problema, mantenga la mente abierta. Sí, tiene un plan y una agenda de hacia dónde se dirige como unidad, pero sus inquietudes e ideas son increíblemente valiosas y pueden ser el eje para cambiar los resultados y las direcciones para mejorar.

7. Genere confianza a través de la comunicación abierta

Cuando conozca a su equipo por primera vez, comparta su entusiasmo y sus antecedentes. Dé a cada miembro la oportunidad de compartir la suya en especie. Generar confianza es fundamental para convertir a su equipo en una unidad cohesiva que funcione bien en conjunto y se respete mutuamente.

En el proceso de cambiar la gestión, el éxito requiere confianza, transparencia y comunicación para adaptarse y prosperar. Ponte en sus zapatos y considera cómo les está afectando este cambio. ¿Qué puede hacer para que este proceso sea más sencillo y ganar su confianza? ¿Cómo administrar un equipo de manera efectiva como nuevo gerente? ¿Cómo puedes sacar lo mejor de ellos?

A veces, hacer estas preguntas puede brindarle las respuestas que necesita para tener éxito.

8. Desarrolla tus habilidades de gestión

Coordinar, organizar, planificar, priorizar y delegar son solo algunas de las formas en que puede administrar un equipo de manera efectiva como nuevo gerente. Pero estas son habilidades concretas fáciles de medir que también son bastante fáciles de aprender e implementar. Los mejores gerentes saben que desarrollar y perfeccionar sus habilidades interpersonales y conductuales permite el éxito duradero en ellos mismos y en su equipo, especialmente cuando se modelan adecuadamente, y ayuda a los miembros de su equipo con su desarrollo profesional.

Hablar abiertamente sobre lo que se espera cuando se trata de inteligencia emocional y cultural y aprender a manejar de manera proactiva los conflictos y las crisis es un buen lugar para comenzar. Pero también debes andar el camino. Ayude a su equipo a ver que usted prioriza el desarrollo personal y profesional poniendo el listón muy alto para usted.

Pensamientos finales

Saber cómo puede administrar un equipo de manera efectiva como nuevo gerente es algo subjetivo, pero no es ciencia espacial. Aún así, su papel como gerente debe tomarse en serio.

Demasiados gerentes se duermen en los laureles, ignoran las señales de advertencia, se resienten de la transparencia y evitan el liderazgo por completo. No caigas en esa trampa. En su lugar, comprométase a la acción y comprométase con su éxito personal. Será efectivo y exitoso si comienza con un plan e incluye a su equipo en el desarrollo de una visión y expectativas compartidas.

Una vez que haya establecido estos, puede continuar con el proceso de diseñar su plan para alcanzar esa visión, asignar objetivos a aquellos con fortalezas relacionadas y desarrollar e implementar una estrategia para el desarrollo personal y profesional continuo. Los grandes gerentes conocen la importancia de perfeccionar su conjunto de habilidades gerenciales mientras desarrollan simultáneamente su presencia de liderazgo.

Más consejos para gerentes

Crédito de la foto destacada: Mimi Thian a través de unsplash.com

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *