the-verve.info

Uncategorized

El arte de no saber

El miedo a decir “no sé” empezó hace mucho tiempo. En el pasado, la capacidad de una persona para obtener un empleo se basaba en su profundidad de conocimiento y aptitud en un oficio en particular. Los trabajadores recibían una formación intensa y normalmente realizaban un aprendizaje antes de ser considerados “profesionales” y respetados como tales. Decir las palabras “No sé” fue una acusación de incompetencia.

Pero el panorama laboral ha cambiado.

En la fuerza laboral actual, tener una experiencia profunda es menos valioso y se ha convertido en un distante segundo lugar detrás del potencial. El potencial y la capacidad de una persona para aprender es más importante y mucho más valioso que el conocimiento enciclopédico sobre un tema en particular.

La belleza de no saber

El nacimiento de Internet creó un gran cambio en el paradigma de la información. Ahora, la información, los datos y el conocimiento están literalmente al alcance de su mano. El impacto del intercambio de información en todos los niveles y temas, que está disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana, es una espada de doble filo notablemente maravillosa.

Las cosas que eran privadas solo para ciertas personas y compartidas dentro de círculos cerrados ahora son accesibles para todos. Si quieres saber, puedes hacerlo.

La cantidad y magnitud de la información disponible es abrumadora e incomprensible. Se ha vuelto casi imposible ser un verdadero «experto en la materia». La paradoja es que ambos todos y nadie es un experto.

El cambio en el intercambio de información también ha afectado las normas del lugar de trabajo. Donde solía ser mal visto y tabú usar las palabras «No sé» en un entorno profesional, ahora se ha vuelto aceptable y esperado. Hoy en día se contrata a las personas en función de su capacidad para procesar la información, no para memorizarla. – que es un uso mucho más notable y mejor del cerebro.

Nuestros cerebros han pasado de ser contenedores de almacenamiento a microprocesadores multifacéticos. Su capacidad para recopilar, comprender, evaluar, sintetizar, aplicar y crear nueva información es su atributo más atractivo, no su base de conocimientos actual.

Abrazando «No sé»

Cuanto más rápido aceptes el hecho de que no sabes todo acerca de nada, mejor será para ti y para quienes te rodean. Te descargarás del estrés indebido en el trabajo y cambiarás tu cerebro a un estado continuo de aprendizaje.

El valor de abrazar y decir «No sé» lo libera y ayuda a reducir toda la información errónea que impregna nuestro sistema de información. La verdad es que a su jefe no le importa si puede o no producir información en el acto, él o ella está más interesado en si puede o no encontrar la información correcta rápidamente y aplicarla correctamente.

Perseguir «No lo sé» con «pero te responderé en breve» es la receta para el crecimiento continuo, la humildad y las oportunidades.

Cómo saber lo que no sabes

Ahora que comprende ahora que todo está totalmente bien en el lugar de trabajo, es hora de comprender cómo completar el proceso y cerrar el ciclo. No saber es aceptable; pero el hecho de no rectificar la brecha de conocimiento no lo es.

Descubre lo que falta

El primer paso (después de admitir su ignorancia sobre el tema) es asegurarse de que comprende exactamente qué información se le pide que proporcione.

No hay nada peor que malinterpretar lo que la otra persona necesita y perseguir tu cola por las madrigueras de los conejos. Asegúrese de qué información se le pide que recopile y sintetice y luego averigüe cómo debe presentarse. Este es un primer paso simple pero crítico.

Piensa en lo que tienes

Ahora viene la parte del proceso donde recopilas la información necesaria.

Asegúrese de que sus fuentes sean confiables. Lea la información y luego clasifíquela en dos categorías: Lo que sabe y entiende y Lo que necesita saber o necesita aclarar más.

Haz una lista de conceptos que necesitas investigar más a fondo. Definir claramente y evaluar la información es el primer paso en el pensamiento crítico.

Llene los vacíos de conocimiento

Enfoca tu energía en investigar las cosas que no sabes o no puedes articular claramente.

Trabaje siempre a partir de investigaciones autorizadas y bien conocidas. Utilice información de expertos de la industria. Comience desde una fuente original, como un estudio de investigación, y luego siga su camino.

Primero lea el resumen, luego encuentre blogs, artículos, libros y videos más fáciles de leer que se basen en esta investigación fundacional. Esto lo ayudará a comprender si las fuentes secundarias son precisas. Esto no solo lo ayudará a comprender la información, sino que leer materiales «más ligeros» también lo ayudará a encontrar el vocabulario y otras herramientas (tablas, gráficos, infografías, videos, podcasts, etc.) que pueden ayudarlo a explicar con precisión los conceptos.

Sugerir acciones

Una vez que tenga y comprenda la información, cree un plan de acción.

Su curso de acción depende de la solicitud inicial. Si se le pide que presente la información únicamente con fines informativos, planifique su método de presentación en consecuencia.

Si se le pide que brinde una solución o recomiende un curso de acción basado en sus hallazgos, asegúrese de utilizar un enfoque de investigación estructurado como los «Cinco por qué». El uso de un método de investigación estructurado lo ayudará a tomar una decisión lógica y basada en la investigación que haya pasado múltiples pruebas. También ayudará a detectar y mitigar la lógica defectuosa que es inherente a cualquier proceso de toma de decisiones.

Discutir y hacer una lluvia de ideas

Una vez que haya identificado algunas posibles soluciones utilizando un enfoque sistemático, hable sobre los hallazgos de su investigación y el proceso de pensamiento con otra persona: su jefe o un compañero de trabajo de confianza. Juntos pueden intercambiar ideas sobre posibles soluciones o ayudarse mutuamente a encontrar soluciones creativas e innovadoras para el problema.

No importa cuán minucioso sea durante su proceso de investigación, siempre debe buscar la opinión de los demás. La única perspectiva que tienes, independientemente de cuánta investigación hagas, es la tuya. Buscar el consejo de otros amplía su perspectiva.

Hacer que el “no sé” sea apetecible

Si decir las palabras «No sé» te hace temblar, aquí hay algunas alternativas:

  • “No tengo una solución concreta en este momento. Déjame recopilar información y te responderé”.
  • «No quiero tomar una decisión apresurada de la que podamos arrepentirnos, por favor dame unas horas para investigar esto».
  • «Esta situación particular puede justificar un curso de acción diferente, investigaré un poco y te responderé al final del día».

Estos son solo ejemplos: modifíquelos para que se ajusten a su estilo de comunicación y situación. Lo que hay que tener en cuenta es que en cada ejemplo dejas claro que:

  • No tienes una respuesta.
  • Vas a investigar el tema/las posibles soluciones.
  • Usted proporciona un marco de tiempo adecuado en el que proporcionará la información/solución sugerida.

Este enfoque le permite a su jefe y colegas saber que comprende la importancia del problema. También les permite saber que usted es confiable y que va a trabajar para encontrar la mejor solución posible en lugar de darles un remedio a medias y poco pensado que puede hacer más daño que bien. Al final, en realidad te vas luciendo más competente, atento y comprometido de lo que hubieras podido dar una respuesta de inmediato.

No saber no te hace impotente

“No sé” es una respuesta legítima, aceptable y, lo que es más importante, responsable cuando no sabe una respuesta.

Su credibilidad no radica en su capacidad para proporcionar conocimientos enciclopédicos a pedido. Tenemos internet para eso.

En cambio, su credibilidad radica en su capacidad para rastrear, investigar y sintetizar información y proporcionar esa información en el formato adecuado a las personas adecuadas.

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *