Metro Redux: análisis

La franquicia ‘Metro’ se ha sumado a la tendencia de remasterizar la actual generación de juegos que ya existía en la anterior. Entonces eso es excelente ‘Metro 2033’‘El metro anoche’ Vienen en un paquete atractivo a un precio reducido y se ven mejor que nunca.

Dado que se trata de títulos que llevan unos años atrasados ​​sin demasiados complementos jugables más allá de lo que vimos en su momento, me refiero al gran análisis que publicó mi colega Alex C en ‘Last Light’. Las pocas novedades se discutirán aquí más adelante. Por cierto, y para no ser superfluo, lee un artículo a continuación sobre otros aspectos igualmente interesantes.

‘Metro Redux’ y la polémica por el remaster. Sí quizás

La tendencia de la remasterización agrada a algunos, irrita a otros. ¿Son todos igualmente válidos, son todos igualmente relevantes? ¿Son necesarios o irrelevantes? Podríamos desglosarlo en tres aspectos que nos pueden ayudar a superar las dudas.

  • Títulos exclusivos para cada plataforma de la vieja generación: Hay juegos que no todos pudieron disfrutar en la última generación porque no todas las consolas estaban disponibles. Por ejemplo, parece estar comprobado que han llegado a PS4 una gran cantidad de nuevos usuarios que no han pasado por PS3. Para estas personas fue un placer poder disfrutar de una obra maestra como ‘The Last of Us’. Lo mismo ocurrirá con la próxima colección Halo en Xbox One cuando hablemos de usuarios que han llegado a la máquina de escritorio de Microsoft desde Nintendo o Sony. Por supuesto que estoy de acuerdo con esta tendencia.

  • Remasterización de clásicos y menos clásicos: Aquí es donde veo la mayor parte de la controversia. Aunque creo que es correcto que los títulos antiguos se realicen en un solo disco (compré la trilogía HD de ‘Jak & Daxter’ porque me encantaba en ese entonces y la trilogía de ‘Trinquete y tintineo’ porque me lo perdí en PS2) la existencia de juegos que aún están actualizados en su edición original no está tan justificada y por eso la diferencia que encontramos con las nuevas máquinas no es muy significativa. El caso que me viene a la mente con más claridad en este momento es el reinicio de Tomb Raider.

  • El club de la segunda oportunidad: habría una tercera instancia en este remaster, y es guardar juegos notables o sobresalientes, algunos se convirtieron en artículos icónicos que tuvieron menos éxito del que merecían cuando salieron al mercado por primera vez. Tenemos ‘Ico’ acompañan a ‘Shadow of the Colossus’, los próximos rescates de ‘Sleeping Dogs’ y ‘Bayonette’ o, y aquí nos encontramos, la franquicia Metro. Es una segunda oportunidad para los desprevenidos. Una forma de hacer justicia (tardíamente), guau.

redux

La fuente literaria y el uso excesivo de la publicidad

‘Metro 2033’, la obra literaria de Dmitri Glukhovski en el que se basan los juegos, muestra los libros como algo sagrado, como un tesoro precioso de una civilización que ya no existe. Pues bien, a medida que nos movemos por este mundo postapocalíptico en uno de los dos episodios jugables (más en 2033 que Last Light, sí), nos encontramos con que los únicos libros del pasado que seguimos encontrando son los de Glujovski. En rincones, mesas, sillas, escritorios o tumbados en cajas, en el futuro solo habrá libros de Metro. Lo que es un guiño gracioso la primera vez que pronto se convierte en una jarra de agua fría que no deja de alejarnos de la historia. No sé si es algún tipo de acuerdo comercial, pero claramente, tedioso e irritante, implica un intento fallido de promoción.

Si se mantiene la adaptación al medio interactivo de la obra literaria, solo hay buenos adjetivos para describirla. Dmitri Glukhovski publicó ‘Metro 2033’ en 2002. Lo hizo online y gratis. Doce años después encontramos un bestseller mundial que fue continuado por el propio Glujovski y por otros autores. Su rodaje parece inevitable, y los videojuegos 2033 y Last Light Light desarrollados por los ucranianos 4A juegos, podría ser un buen ejemplo de cómo debería ser esta personalización.

El mundo sucumbió a la Tercera Guerra Mundial. Si bien hay un invierno nuclear eterno en la superficie, lo que queda de la humanidad se ha reorganizado bajo tierra. Al menos en Moscú, el lugar de los hechos que se cuentan. En el metro de la ciudad, las estaciones se han convertido en ciudades-estado y los túneles que las conectan con rutas comerciales peligrosas. Digo peligroso porque además de este hombre que todavía es un lobo para los humanos, encontramos criaturas mutantes salvajes que gobiernan en la superficie y debajo. Además, hay un elemento extraño que no desvelaremos aquí, pero que, recién mencionado, ya crea la sensación que transmite en la obra escrita y jugable: los oscuros.

Artyom él es el protagonista que se embarca en un viaje a través de la maraña de líneas que alguna vez fueron atravesadas por trenes. Aparecerán lo humano y lo sobrenatural. La devastación exterior es como la opresión subterránea. Todo es asfixiante en Metro, tanto en la novela como en los juegos. Personajes, situaciones y lugares aparecen con igual fuerza en ambos medios de expresión. Es sorprendente cómo las oraciones escritas y el código programado van de la mano. Los videojuegos no …

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *